Y que me dices de esa brevedad que ya va dejando de ser tan breve en el tiempo en la que pensar en ti me deja apenas sin él. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *