Y es que mezclas pólvora con fuego, ya ves lo que provoca apuntar a la luna y caer en tu estrella. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *