Y en sueños, alto y claro, le dice al silencio: «todo me da igual», y yo que lo escucho pienso…que fácil es decirlo pero ni en sueños ese algo te es insignificante, xq lo que no importa no se piensa, y menos aún lo alcanzas a soñar. Marcos 5 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *