Tu golpe maestro

Quizás tu golpe maestro sea justo ese que no hizo falta dar, sino encontrar, en el hecho, que no en el acto, en el sentido por el que debias darlo y con ello hacerlo. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *