Tic tac

El sonido del tic tac del reloj me recuerda el sonido de la dura espera. Si pudiera elegir un momento en el que parar mi reloj, sería en aquel en el que tus ojos están mirándome. Momento exacto en el que el espacio lleno de gente se queda vacío, aquel instante en el que la música deja de sonar y en el que yo al elevar mi mirada vea que la tuya ya está ahí, quieta, silenciosa, temerosa, profunda, sincera. Es ese momento justo en el que mi reloj se para, se detiene para decirte, para decirme, nada y todo al mismo tiempo. Manos que quieren tocarse. Labios que quieren besarse. Cuerpos que piden abrazarse, pero en ese instante el reloj vuelve a sonar tic tac, la música vuelve a invadirte, donde ese lugar mágico se vuelve a transformar en ese lugar donde no estamos solos. tic tac, tic tac..Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tic tac

El sonido del tic tac del reloj me recuerda el sonido de la dura espera. Si pudiera elegir un momento en el que parar mi reloj, sería en aquel en el que tus ojos están mirándome. Momento exacto en el que el espacio lleno de gente se queda vacío, aquel instante en el que la música deja de sonar y en el que yo al elevar mi mirada vea que la tuya ya está ahí, quieta, silenciosa, temerosa, profunda, sincera. Es ese momento justo en el que mi reloj se para, se detiene para decirte, para decirme, nada y todo al mismo tiempo. Manos que quieren tocarse. Labios que quieren besarse. Cuerpos que piden abrazarse, pero en ese instante el reloj vuelve a sonar tic tac, la música vuelve a invadirte, donde ese lugar mágico se vuelve a transformar en ese lugar donde no estamos solos. tic tac, tic tac..Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *