Tengo una almohada llena de buenas noches y mejores sueños, todos esos que ya no tienen destino ni sentido sentir, pensar, decir, desear. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *