Suficiente

Nunca conocí a nadie que creyera que yo soy suficiente, hasta tenerte a ti. Mi luz, mi oscuridad. El abrazo más sincero, el tuyo, la mirada más enamorada, la tuya, los besos más dulces, los tuyos, las caricias más profundas, las tuyas, porque solo tú has sabido hacer cosquillas a mi alma, has cambiando el ritmo y el sentido de todo lo que me rodeaba, porque siempre vienes a pintarme sonrisas en los labios, y das color a mis días grises, y lo más importante, me has enseñado a amar a la misma intensidad. Para ti, de mamá. Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suficiente

Nunca conocí a nadie que creyera que yo soy suficiente, hasta tenerte a ti. Mi luz, mi oscuridad. El abrazo más sincero, el tuyo, la mirada más enamorada, la tuya, los besos más dulces, los tuyos, las caricias más profundas, las tuyas, porque solo tú has sabido hacer cosquillas a mi alma, has cambiando el ritmo y el sentido de todo lo que me rodeaba, porque siempre vienes a pintarme sonrisas en los labios, y das color a mis días grises, y lo más importante, me has enseñado a amar a la misma intensidad. Para ti, de mamá. Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *