sin más.

No soy yo, no eres tú, es lo que nos rodea lo que nos limita, los que nos ahoga, lo que nos sujeta. La vida es lo que te rodea, esas pequeñas cosas a las que nos aferramos, unas por necesidad, otras por egoísmo, otras por comodidad, pero todas suman un conjunto único en la vida de cada uno y te dibujan. No siempre dos ven lo mismo, comparten la misma necesidad pero eso no significa que no necesites de ellos para poder caminar, todo está ahí por algo, incluso esa piedra con la que tropiezas y tropezarás, aun saberosa de los pasos exactos que te queda para volver a caer en ella, si, otra vez más. Hay días en los que todo se te echa encima, otros que pasan tan rápido que necesitas rebobinar, y todos son distintos, se llenan de cosas, muchas vacías de sentido, otras llenas de él, hasta rebosar, de personas diferentes que ocupan sin querer un lugar en tus pensamientos, 24 horas son lo sumamente cortas para hacer, decir y pensar, y a veces tan largas que no te da tiempo a ser por cubrir con tantas obligaciones como horas del día quedan por pasar. Pero hoy, antes de irme a dormir no puedo dejar de pensar en que todo son momentos y en todos ellos hay que ser, estar, siendo lo que eres, un conjunto de cosas que sin más no puedes cambiar, pero nunca me rindo, mañana lucharé más, por adaptarme a mi espacio, mi tiempo, acoplándome a mi vida sin dejar de luchar ni un segundo del día por estar en todo y con todos, a mi modo, siendo yo sin más. Yo estoy, tú estás?¿. Sara y. Pensando pienso, sin más. 3 07 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *