Silencio cómplice de la palabra.

Silencio:
 Amigo cómplice de la palabra. Enemigo de la esperanza. Porqué llegas en mis peores momentos?¿ Llegas en esos en los que más necesito la palabra, silencio que se disiparía con un gesto, o un cruce de miradas, que tampoco llegan. Y en esos momentos llegas tú silencioso y te posas ahí. Y como romper ese silencio que rompe con toda esperanza, que lo rompe todo, que vuelve a dejarme la sensación de un adiós que me niego a dar. Silencio es lo que me queda si te vas palabra?¿. Silencio, maldito silencio. Sara ct 

                                                           31.10.2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *