Si hubiese sabido antes que me devolverías la sonrisa, que ya no podría vivir sin ella, no te hubiera sonreído. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *