Saber el precio de las cosas, su costo a veces puede resultar fácil, pero alcanzar a darle valor a lo que no se compra es verdaderamente difícil. Sara y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *