Reflejos de alegría que cambian el gris en color.

Creo que no hay mayor placer que ver como al verme tu boca y ojos sonríen igual que los míos, reflejo de alegría. Momentos breves pero inolvidables. Porque no es lo mismo imaginar que sentir como alguien sonríe con el corazón. Haces que mis días grises sean de color. Graciasss. Sara ct.

                                                     27.11.2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *