Quedarse cuando debes irte pero no puedes, no quieres. Eso sí es de valientes. y caminar en línea recta hacia el desamor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *