Puertas de salida

Encontraste la puerta de salida, 
la cerraste tras haberla atravesado,
sembrando allí el mayor de los silencios,
abandonando un corazón enamorado,
cómo si el paso por alguien fuera tan fácil de atravesar, 
cómo si esquivar el susurro ya nada interesante de esos que si dejaste a tu lado fuera fácil de escuchar, intentando no recordarme en cada frase, negándote todo rastro de eso que dicen que es echar de menos.
cómo si apagar un amor fuera pisar la colilla de un cigarro y seguir caminando. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *