Nunca esconderé esa admiración que con la mirada se desnuda y que sin duda hace al admirado más fuerte y seguro de sí mismo al descubrirla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *