lecciones

Aun ni siquiera logro descifrar si has llegado a mi vida como una lección o es que acaso yo lo seré para ti. Intento sacar fuerzas de donde ya no las hay y esperar un poco más pero ¿para qué? ¿Qué caso tendría rasgar más mi corazón? ¿Qué ganaría si me quedo a tu lado? para nada, ninguno, nada. Esas sé que son las respuestas y aunque las tengo presentes en mi cabeza simplemente no sé cómo soltarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *