LAS COSAS LLEGAN, Y YA NO ME PREGUNTO TANTO POR QUÉ. LAS DISFRUTO SIN CUESTIONARLAS. LAS COMPARTO PARA QUE LLEGUEN MÁS LEJOS. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *