La piedra

Si tropiezas con algo, párate a pensar porqué tropezaste. Nada ocurre por nada y todo lo que te para es quizás porque tu camino debe parar ahí, mirar atrás y coger fuerzas para elegir uno, de entre los caminos que encontrarás ante ti. Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *