La herida

La herida, 
Hay heridas que nadie ve, nadie podría identificar aún pasando contigo 24 horas al día. Hay heridas que solo son percibidas por uno mismo, no se ven, no sangran, no dejan huella. Son esas que aparecen cuando estas a solas, cuando cierras los ojos, cuando se apaga el sonido y la luz. Esas que apagan tu paz y te devuelven dolor, llevando el sufrimiento a flor de piel, la sonrisa a lugares tristes y las alegrías a rincones oscuros. Esas que al abrir los ojos son ocultas a todos bajo una eterna sonrisa. Sara ct

19 de Junio 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *