Incendios

Los restos de un incendio se notan, se huelen, deja marcas. No vuelvas a quererme así, dueles, si ante el primer temblor de palabras sinceras, siembras silencios, te envuelves en miedo, te marchas, te olvidas de lo que te dio mi fuego, luz cegadora a tus sombras, voz a tu silencio, compañía a tu soledad, y pinto sonrisas de vuelta a la mía en tu boca. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *