Hay pocas tranquilidades que sean tan completas como la tranquilidad de haber hecho justo y exactamente lo que has podido, y ni un poquito menos. Sin intenciones x dañar a nadie nunca, siendo finalmente la que más lo a hecho y lo sabes. Estoy tranquila porque sé que imposible es quererte más ni tampoco diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *