Hay gente que arregla las cosas dejándolas donde no las pueden ver, pero siguen estando vivas, latentes, esperando el momento que la casualidad te haga volver a verlas. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *