Fumando ya no espero, solo intento disimular el desespero de no esperar nada, jajajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *