Espéralo todo pero de ti, y no seas infiel a tu amor propio, al final es el que queda para ayudarte a sacar cenizas y reconstruir nuevos muros. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *