Espacio y tiempo

Espacio y tiempo.
El espacio siempre fue moviéndose, aminorando milímetro a milímetro el computo necesario de respiro que era el justo y suficiente para sobrevivir. Pero su consecutiva y constante disminución fue dejando el espacio sin huecos y los huecos sin espacio hasta quedar sin aliento hasta para sí misma.
El tiempo que también le gusta hacer de las suyas en esta ocasión se paró, congelo instantes y todo a su alrededor comenzaba de nuevo, era como esa constante oportunidad que te da la vida para volver a rehacer algo que no te salió bien a la primera. Pero a cada instante repetía errores, permanecía en bucle dudas, continuaba la amenaza de un quizás mañana se acabe este encierro de espacio y tiempo.  Sara y. 2 de junio 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *