El dueño de tus recuerdos

Alguna vez has pensado en ese hogar habitado que hace años quedo vacío, cerrado a cal y canto para siempre. Hogar del que crees ser dueño. Él es el dueño de todos tus recuerdos, de tus sueños, tu compañero de risas y de llantos, el que te protegía de todo y todos, el que siempre te abrazaba y te daba seguridad y cobijo, calor y frío, luz y oscuridad.
Hogares habitados que algún día cerraran sus puertas para quedar ahí, olvidados, pero llenos de vida, cada objeto es un recuerdo, cada cicatriz en sus paredes es la muestra de las viejas vivencias. Él contiene todo de ti, y sin embargo tú ya te has ido, tus fotos, tus ropas, tus libros, tus gafas, tu reloj, son suyos.  Objetos que quedaran para siempre olvidados, quizás inmóviles durante el resto de sus días.
Lugares que hablan de aquellos que vivieron en ellos, y te trasportan a un infinito recuerdo, de aquellos que vivieron allí. Te dirán como fueron, te contaran todo lo que nunca supiste, que veían al mirar a través de sus ventanas y el sentido de entrada de la luz cuando aparecía el día. Cajones que se vuelven cofres llenos de tesoros que quizás  lleven a conocer algunos de tus secretos,  pequeñas cosas insignificantes, tan valiosas para ti que jamás pudiste tirarlas y quedaron ahí, ocultas en el fondo de un cajón, lugar al que nadie nunca pensaste que podría llegar, que podría en un mañana descubrir. Pequeños secretos, grandes secretos que puede que sigan ocultos o descubiertos en un mañana. Ese insignificante recorte, esa pequeña foto, ese trocito de envoltorio de algo, esa carta escondida en lo más profundo del cajón sin remitente, ese pañuelo con inicial que nunca sabremos de quien fue. Tesoros ocultos y ahora descubiertos.Hogares que hablan de ti aún cuando te hayas ido.
Espacios cerrados, vacíos de ya de aquellos que le dieron vida, vacíos pero llenos de ti:
Dueño tú, no, dueño él.

Pasado en presente,
Pasado en futuro,
Pasado en pasado.
Presente lleno de pasado
Futuro envuelto en pasado.

El ayer en el hoy
el ayer en el mañana
el ayer en el ayer
El hoy lleno de ayer
El mañana lleno de hoy.

Abre esa puerta, abre tus recuerdos, esos que te devuelven cada instante vivido por otras personas, por ti en un ayer muy lejano, pero que cada objeto que recuerdas está allí, justo colocado en el mismo sitio en el que lo viste por última vez, retenido en tu memoria que al volver hoy tu vista atrás te trae consigo un millón de sensaciones que creíste haber olvidado pero que forman parte no solo de tu ayer, sino también de tu hoy y de tu mañana. Pues todo aquello que ya parece no existir sigue vivo en ti.  Pasado que vuelves al presente. Objetos del pasado que viven en el presente envueltos en recuerdos que formaran parte de tu ayer, tu hoy y tu mañana.

Sara ct.                                 12 de Febrero 2015

2 comentarios

  • Unknown says:

    Lugares que están llenos de recuerdos inolvidables que siempre se llevarán en el corazón,lleno de vivencias que se contarán a los descendientes con orgullo.
    Puertas que se encuentran abiertas en las que te gustaría volver a revivir lo que en su momento fue,
    otras que en cambio se encuentran cerradas a la espera de que lleguen a quedarse en el olvido.
    Muchas veces sueño que permanezco en aquel lugar, un lugar del que provengo, en ese momento me siento pequeña,pero llena de seguridad.
    Cada noche me acurruco dejándome llevar por mis sueños, regresando a aquel lugar, volviéndome a sentirme la niña que fui.💤

  • Unknown says:

    Lugares que están llenos de recuerdos inolvidables que siempre se llevarán en el corazón,lleno de vivencias que se contarán a los descendientes con orgullo.
    Puertas que se encuentran abiertas en las que te gustaría volver a revivir lo que en su momento fue,
    otras que en cambio se encuentran cerradas a la espera de que lleguen a quedarse en el olvido.
    Muchas veces sueño que permanezco en aquel lugar, un lugar del que provengo, en ese momento me siento pequeña,pero llena de seguridad.
    Cada noche me acurruco dejándome llevar por mis sueños, regresando a aquel lugar, volviéndome a sentirme la niña que fui.💤

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *