Ejercicio 6. » El que sueña»

Ejercicio 6: «El que sueña»      
 
     ¿Quién es el que se oculta tras mis sueños?. El que aprovecha mis descansos para hacerse dueño de mi mente, ese que lo recuerda todo, unas veces une, otras parece atar. Mezclando  imágenes, voces, trocitos de historias incoherentes, inconexas, ilógicas,  sin sentido, esas que me despiertan y me rebelan cosas extrañas.
Nunca descansa, vuelve en cada anochecer.  No cesa su lucha por conseguirlo todo, vuela, salta, ríe, canta, y llena mi cabeza de pájaros, de olores y de sin sentidos. Es él, el que me roba los días, el que me obliga a dormir despierta, a ver príncipes y princesas, en tan solo un abrir y cerrar de ojos, me obliga a recordar, ver y sentir pedacitos de aquello que él vive cada noche.
Es el dueño de mi ayer, de mi hoy y mi mañana. Lo mezcla todo y en mi mente deja un hilo invisible de caras, risas, susurros, llantos, olores, viajes y esperanzas.
Cada nuevo anochecer se prepara, me sonríe y me dice: «-Buenas noches, hasta mañana!». Se ríe de mí en mi cara, pero ya estoy muy cansada y no puedo más que irme a la cama. Lo primero que escucho al dormirme es su carcajada, cuando siente que me tiene como mínimo hasta mañana.
No sé que soñaré hoy, en que mundo vivirá,  no sé que recordaré, quizás pueda logra unir un par de imágenes atando mi ayer a mi mañana, uniendo lo que ayer soñé, con lo que él vivirá mañana. Y es que no soy yo el que trae conmigo cada madrugada sabores lejanos de cuando otras bocas me besaban , risas del ayer olvidadas, abrazos y caricias de alguien a quién nunca conocí pero se acuesta en mi cama, roza mi piel y me hace estremecer cubierta por mis suaves sabanas. Es él el que me trae el olor de flores recién cortadas y me hace recordar aquella noche estrellada. Él, siempre él, el que vive en mis entrañas, es dueño de todo y de nada, y hace latir mi corazón tan fuerte que muchas veces me despierto apresurada creyendo que voy a morir en un de sus múltiples batallas.
Y es que no soy yo, es él…» El que sueña«, ese otro que no soy yo que vuelve locos mis mañanas. Sara ct. 05-05-2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *