Días desordenados

…un día despiertas y piensas el modo en el q todo ha dejado de tener la misma importancia, a tu alrededor ves desordenado el orden, las prioridades sujetas al azar, las emociones prendidas de un hilo atentas a todo lo que pueda pasar, risa, llanto, miedo, sorpresa. En mis hoys todo se ha envuelto imprescindible, las prisas se esfumaron, la calma me acompaña, y la paciencia continua aplastándome las ganas, las prisas, cambió el ya por el quizás de tal vez mañana.
Despierto y pienso que todo esto es una invitación perfecta para ponerme en pie y comenzar escribiendo mis buenos días, hay ordenes ya, que no se pueden desordenar. Sara y.
Buenos días desordenados!!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *