Cuentan

Sabes qué…cuentan por ahí que aún te sigue escribiendo, aunque ya no lo comparta contigo, que lo hace sin parar, escribe líneas y líneas sobre si mísma, sobre ti, sobre un vosotros imaginario.
Dicen…que cuenta que no parará hasta que pueda dejar todas sus palabras en un silencio calmado, pues ahora se encuentran en medio de un mar enfurecido, que no cesan en enviar olas a la orilla pretendiendo arrancar de ésta las huellas de un olvido, de lo que fue a una misma vez secreto y vida, luz y melodía, verso y libertad, brisa fresca de la mañana.
Cuentan… que ya no escribe, que deambula de un lado al otro sin pronunciar palabra, sin encontrar viento que la guíe, ni sentido a despertar cada mañana, que sus hojas quedaron en blanco un atardecer tras ver una sonrisa equivocada reflejada en su propia imagen.
Cuentan… que fue una tarde cualquiera, cuando su pluma quedó sin la tinta que la alimentaba.
También cuentan…que justo el día que desapareciste, ella también marchó. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *