Cuando nace una amistad..

Cuando nace una amistad, nace algo mágico, es imposible no reír cuando ríe, no llorar si llora, imposible no cambiar su llanto por una carcajada, imposible no secar sus lágrimas con tu risa.
Encontrarla es como si algo dentro de ti te dijera.. por fin llegaste, te encontré. Y por ello te amarras a ella, no podrías vivir ya ni un día sin pensar en compartirlo todo con ella, ni un día pasará en el que no te preocupes por su vida, por sus proyectos y miles de locuras.
Amistad, es dar sin esperar nada de vuelta, es entregar una parte de ti que ya jamás volverá, es algo que nadie podrá romper.
Es esa persona con la que eres 100% tú, la necesitas de día y de noche y a la que no puedes dejar de contarle las mil y una historias que se te pasan por la cabeza y sabes que entenderá todas y cada una de ellas, y sabes que se apuntará a vivir alguna que otra aventura contigo, sin pensar más que en verte feliz.
Un amig@ es aquel que llena tu vida de luz, te critican de frente, te defienden a las espaldas, ese que nunca te dice «te lo dije», sino «ya verás como todo se soluciona», es esa que conoce tus miedos y secretos, es esa que te acompaña en tus fracasos y te espera la primero para abrazar tus éxitos, la que jamás juzgará tus errores, es esa que ve tu dolor cuando otros solo ven tu linda sonrisa, es esa que comprende que debe quedarse aun cuando tenía una cita importante, esa que siempre creerá en ti hasta cuando tú hayas dejado de creer en ti misma, es esa que siempre llega a tiempo, son esas personas que al darte su mano te tocan el corazón, es aquella que brinda por tus éxitos y alegrías, y evitará con su propia vida que algo malo te ocurra.
Amig@ que grande es esa palabra. Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *