Cuando

Cuando conoces un secreto, éste se convierte en tuyo, ya siempre estará en tus silencios. Guardarlo de todos, dependerá de ti, proteger a su destinatario, será tu premisa. Quizás sea lo más difícil que alguien jamás te podrá pedir, por la responsabilidad que conlleva y las altas dosis de confianza en ti que conlleva. Sara ct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *