cambio de planes

Fui víctima del ruido desde que descubrí mi silencio, desde que apague a luz y comencé a escuchar, fue, necesario, obligado y muy oportuno sentirlo y vivirlo, y aún dentro del silencio pude comprobar que las cosas se siguen malinterpretando, somos únicos en inventar canciones, en pintar sonrisas y también en apagar sonidos y dibujar un no entiendo que espera encontrar respuestas que duelan menos, que cambien la historia. Sara y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *