Aún te recuerdo y siempre es en verso…

Aún te recuerdo y siempre es en verso, esos que le dedicabas a la mujer que amabas y la vida quiso llevarse antes que a ti. Acaso nunca imaginaste eso, que aún con vida se llevasen su memoria y con ella todas tus huellas de amor. Aún sabiéndolo la seguías haciendo reír, visitándola cada nuevo día, soñando con ver esa mueca que solo te hacía a ti, y con ella volver a sonreír juntos, brindar por todo vuestro vivir.
Ver desaparecer su memoria fue la peor de mis visiones, mi peor recuerdo, verla desaparecer, recordarla mirarnos y no saber quiénes eramos, lo peor que hasta ahora viví.
Recuerdo tus versos de Neruda y Lorca, que la repetías, con tu nariz pegada en el cristal de aquel lugar frío en el que por ya no estaba sufriendo, porque regreso por fin a ti. Recuerdo como la gritabas guapa, bella, bonita, como la lloraban tus ojos.
No necesite preguntarte cuánto la amabas, hay cosas que sobra preguntar porque las viví.
No necesito pensarte abuelito, siempre estarás en mí, en ella, en nosotros, siempre estás. Te pienso y te veo caminando, siempre silencioso, susurrando poemas que siempre me hacen recordarte.
Podría confesarte que no hay peor silencio que el tuyo, silencios a los que lo siento, no puedo acostumbrarme, dejarlos en blanco y no intentar pintar en ellos aunque sea un garabato lleno de palabras que hoy te dedico solo a ti.
Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *