Aprendí.

Aprendí a viajar a todos los lugares posibles e imposibles sin un solo movimiento. 
Aprendí a encontrarme en otras vidas muy distintas o iguales a las soñadas y vividas.
Aprendí que la palabra ejerce un poder sobre mi casi mágico. 
Aprendí que ellas son las que han cambiado mi mundo no mi mundo a ellas. Sara ct. Pequeñas reflexiones en voz alta.

3 de agosto 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *