A ver si nos cruzamos un día de estos con el destino, porque lo que es con la casualidad nos cruzamos siempre. Cruce de caminos, de vida, de sentidos. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *