A partir de ahora

Cuando te das cuenta del precioso tiempo que tienes y su valor, cuando miras atrás y ves la de minutos que no te dedicaste, cada segundo irrecuperable que se perdió entre el ir y venir de la vida, entre sueño y sueño, entre un intento y otro, y otro, es cuando dejas de verdad de menospreciar las horas y piensas si realmente merecieron la pena todos esos hechos y actos que se llevaron tantos, y empiezas a valorar mejor los que disfrutaras, contando primero contigo mismo y aquellos por supuesto que también gastan las suyas contando contigo, a partir de ahora. Sara y.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *