Las personas terminan enamorándose, de quien las trata bien, de quien las quiere sin límites, de las sonrisas que causan al verlas, de los gestos, de quien te demuestra que le importas, y del contrario se terminan olvidando a quien no se esfuerza, de quien no tiene tiempo ni para escribirte un que tal tu día, se terminan olvidando a las personas que no muestran interés ninguno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *